El don de mando está en estrecha relación con el liderazgo.  Estos términos se pueden usar indistintamente, puede ser que el segundo sea más usado que el primero pero me parecen que se relacionan varios sentidos.

Cuando una persona con don de mando asume una posición de control, sabemos que la relación será horizontal y no vertical, el don de mando le permitirá "ponerse en los zapatos del otro" sentirá lo que el otro siente, percibirá los más ligeros movimientos del otro, será en el otro(s) donde ejercerá su control.  Puede ser que escuche a varias personas puesto que en la abundancia de consejo se encuentra la sabiduría.  Así mismo el liderazgo concebido desde una perspectiva fresca.  El liderazgo debe ser para el otro y en el otro.  Es decir que en los otros damos sentido al liderazgo, servir antes de ser servido

Este don de mando necesariamente tiene que conseguirse a lo largo de la vida, no por eso pienso que solo las personas con harta experiencia de vida la poseen, pueden no tenerlo;  lo que digo es que es adquirido más que heredado.  Adquirido puesto que es un hábito que se forma a través de varios momentos que la vida nos procura, si sabemos sobrellevarlo lo conseguiremos, si podemos adaptarnos nos codearemos con él.

No necesariamente serán los estudios superiores los que otrogen un don de mando acorde a las necesidades actuales; será, el deseo de servir a los otros, no la codicia la que permita aflorar este don.  No todas las personas que están en posiciones de control lo tienen, es equivocado sostener que por estar en posición de gobierno uno tenga este don, lo pueden tener las personas que nunca han soñado siquiera estar en posiciones de mando.

Ahora es el tiempo en que necesitamos personas con don de mando, carisma, más que jefes que nos usen a su antojo y que no "sientan" lo que el otro siente.  Todo este proceso, para mi, inicia en el hogar.  Cuando tenemos don de mando más que poco tiempo para la paciencia y para prodigar a nuestros hijos e hijas el cariño adecuado.  Don de mando es uno de los talentos humanos que menos se buscan y que más se necesitan en la sociedad actual.